Adelt Arbeid! Plays Jonge Helden

09/02/2011

Arbeid Adelt! se formó en la primavera de 1981, justo después de que dos de sus componentes asistieran a un concierto de The Siouxsie & The Banshees. Empezaron como un dúo, pero rápidamente se convirtieron en un triunvirato muy especial con Marcel Vanthilt (aka Max Georg Alexander), Jan Vanroelen (aka David Salamon) y Luc Van Acker. Más tarde se unió el guitarrista Willy Willy de The Scabs y la cantante Dani Klein de Vaya Con Dios.

En 1987 sacaron el 12″ Death Disco, tema que apenas dura 2 minutos pero que tiene un ritmo y una energía que lo convierte en un tema atemporal. De hecho, The Glimmers en 2008 hizo un remix para el sello Play out! que no está nada mal. Después del EP Jonge Helden la banda se reunió de nuevo en 1991 y publicaron dos álbumes más: Des Duivels Oorkussen (que contiene singles como Spannend y Johnniie Sexpistool) y Noblesse Oblige en 1994.

Jonge Helden salió a la luz en 1983 y fue producido por Jean-Marie Aerts. A raíz de la portada del disco -si te fijas salen los tres miembros del grupo en un baño de estilo Art Nouveau-, se produjo un hecho curioso: el primer baño protegido por el estado belga. Antes de este peculiar EP, AA! sacó dos exitosos singles: Ik sta scherp en 1981 y De dag dat het zonlicht niet meer scheen en 1982. Ambos, desde aquí, recomendamos encarecidamente que los escuches.

El pasado 4 de febrero Arbeid Adelt! nos ofreció un concierto en la sala Ancienne Belgique de Bruselas que no dejó indiferente a nadie. Empezaron puntuales con su EP Jonge Helden que, por cierto, sonó mejor que la grabación de estudio y suscito más de una sonrisa cuando tocaron la canción con reminiscencias infantiles, Roodborstje. Capita Selecta fue uno de los temas más coreados y bailados durante los 20 minutos de su primera actuación. Descanso, y seguidamente continuaron con una restrospectiva que nos dejó boquiabiertos: apareció la cantante de Vaya Con Dios y el guitarrista de The Scabs y lo bordaron. Pero lo mejor aún estaba por llegar. De repente, sin previo aviso, se levantó el telón secundario del escenario y a pareció una orquesta, un coro y un director. Marcel se cambió por tercera vez de vestimenta y apareció con una larga gabardina llena de luces de neon a juego con las cortina laterales de la sala. La verdad, fue increíble la puesta en escena durante todo el concierto, pero el final con Death Disco fue apoteósico.

Después, exhaustos, pudimos disfrutar de una entrevista intimista de 40 minutos que hicieron en la sala superior de Ancienne Belgique. Durante la entrevista pudimos ver que, a parte de grandes músicos, son excelentes personas. Larga vida a Arbeid Adelt!