Trust se estrena de largo

28/02/2012

En 2011, cuando prácticamente eran desconocidos, ya avanzamos por aquí que Trust daría mucho que hablar. Y efectivamente, lo que vaticinamos en su momento, ahora es una realidad y este dúo de Toronto está en boca de todos gracias a su álbum homónimo de debut.

Dicen que su música está entre el Synth Pop, el EBM y la electrónica oscura. Etiquetas que carecen de sentido, así como el estar comparando a una banda con otra -se ve que son como Crystal Castle-. Es verdad que Trust también tira de aquello que todos los grupos últimamente hacen. Algo que parece que no falla: explotar todo aquello que se hizo en los años ochenta. Pero, señores -y señoras, no se nos vayan a enfadar- hay una evolución en su música y es algo tan latente y obvio que, si eres un fan del EBM, Trust te parecerá empalagoso y algo naif. Por lo contrario, si te gusta el Synth Pop, quizás los encuentres demasiado oscuros para que sean “pop”, pero no tanto como para catalogarlos como góticos. Así que, ¿a qué suena Trust? Pues bien, bien no lo sabemos, pero son frescos, contundentes, desenfadados y, lo más importante, ellos mismos.

Dicho esto, lo mejor es que juzgues tú mismo y olvides todo lo que hemos dicho porque en breve empezaremos a comparar y a etiquetar.