Lo que destrozó una guerra, lo une ahora la música

12/02/2012

Lo que está haciendo Adriatiko Recordings, junto a sus artistas, tiene mucho mérito. Está claro que todos los sellos de música independiente actuales merecen nuestro respeto y admiración. Son tiempos difíciles y todos sufren lo imaginable para sacar adelante lo que más les apasiona: la música. Pero en este caso, la cosa va más hayá. Las Guerras Yugoslavas dejaron gran parte del país en la más mísera y cruel pobreza, con un caos económico impresionante y una inestabilidad persistente en los territorios donde ocurrieron las peores luchas. Guerras que fueron los conflictos más sangrientos que hubieron en suelo europeo desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, donde muerieron cientos de miles de seres humanos y millones de personas tuvieron que huir de sus hogares. Sin duda, algo horrible que generó odio, dolor y ruptura en un pueblo destrozado, perdido.

De todo esto apenas han pasado unos años. Pues bien, Adriatiko Recordings, con base en Sarajevo -lugar donde se desencadenó la mayor batalla-, está actualmente apoyando a artistas serbios, croatas (como es el caso de Zarkoff) y bosnios. De ahí nuestra más profunda admiración por querer unir a través de la música lo que en su día separó la guerra.

Zarkoff y Adriatiko Recording han publicado este mes de febrero un EP llamado Seven Sins Of Memory. En él se encuentran tres temas de tecno envolvente y oscuro. El mejor ejemplo de lo que estamos hablando es el remix Borgie del EP. Simple, creciente y lleno de matices. A continuación te dejamos un teaser para que puedes escuchar las piezas. Como siempre, si te gusta, los puedes adquirir aquí.