Mick Milk – Half Lives

28/02/2012

No hablábamos de Anna Logue Records desde las últimas novedades que os presentamos hace unos meses. Tanto tiempo en silencio tiene su explicación: el sello alemán, férreo apasionado de los sonidos analógicos más primitivos, está apunto de lanzar un disco del desconocido -para muchos- Mick Milk. A principios de los años ochenta, desde Nueva York, equipado con una Korg MS-20 y MS-10, Casiotone 202, Boss DR-55, Roland TR-606 y otros utensilios, se puso a grabar una docena de temas que desbordaban creatividad por doquier. Los produjo él solo, sin la ayuda de nadie. Enfrentándose a la ardua hazaña que es crear en soledad.

Half Lifes no es un disco para todos los públicos -eso es lo que lo hace especial-. La primera escucha quizás sea de difícil digestión, pero si lo deboras otra vez, te atrapa, te persuade hasta que te engancha como una droga. Sí, así es, llega un momento que su escucha se convierte en tu dosis diaria. En algunos momentos el disco te sonará a Synth Pop, en otros a ese sonido minimalista de la época que se regía por aquella máxima de “menos es más”, y, de vez en cuando -sobre todo con los temas instrumentales-, te evocará a esas bases ácidas de bucles infinitos que trastornó a más de uno durante aqueños años del “todo vale, todo está por inventar”.

En 1982 Mick Milk grabó su único disco Half Lifes con el sello Cyclops Records. Ahora, Anna Logue records ha seleccionado y compilado 14 temas provenientes de este álbum, de una cinta (demo) llamada Songs for Citizens y de alguna que otra pista que no vio nunca la luz. Con una cuidada producción: vinilo blanco de los que pesan, un 7 pulgadas extra, funda ilustrada y póster a color, esta nueva edición del músico americano comparado con Richard Bone, Our Daughter’s Wedding, John Bender, Der Plan o Devo, se convierte en una verdadera pieza de coleccionista. La fecha del lanzamiento está previstas para el 1 de marzo y puedes hacer tu pedido o escuchar sus temas desde la web del sello.