Regreso al pasado inmediato. Empezamos con Paul Chambers

12/08/2011

Hace tiempo que salió el disco de Paul Chambers, pero como a todo no podemos llegar, de vez en cuando hablaremos de aquellas cosas que merecen estar aquí pese a que lleven unos meses pululando por el mundo. No serán noticias de la más rallante actualidad, pero tampoco es algo que nos preocupe mucho ya que lo importante aquí es la música. Así que de alguna manera, inauguramos una especie de sección llamada “regreso al pasado inmediato”. Dicho esto, sólo nos queda presentar uno de los discos que más nos ha impactado en lo que llevamos de año.

Paul Chambers -no confundir con el bajista de Jazz– empezó su andadura musical en 1978 y fue sin ninguna duda un pionero de la música electrónica minimalista y oscura. Chambers supo mezclar a la perfección los sonidos que le aportaban los sintetizadores de aquella época (Roland SH-1, Roland CR-78, Korg MS-20, Wasp EDP) con las cajas de ritmos como la Boss DR-55 y con los acompañamientos de guitarras que distorsionaba con mucha sutileza. Por ello, y por su inconfundible voz, Paul nos ofrece una música llena de matices emocionales que transmiten sensibilidad, honestidad y melancolía.

Anna Logue Records lanzó el pasado mes de Febrero Station/Absorptions, un Lp que recoge temas realizados entre 1979 y 1983 y un Cd con temas más experimentales grabados entre 1978 y 1981 que se aproximan a la música que realizaba Chris Carter/ Throbbing Gristle y The Human League por aquellos años.

Si aún no tienes esta entrega en tu colección -que por cierto viene con un póster, una postal numerada y firmada, un Cd y un vinilo rojo y negro-, lo puedes conseguir en la web  Paulchambersmusic.com, en Anna Logue Records o en la tienda de discos Lostracks de Barcelona.