Walhalla Records: Secret Life y Somnambulist

30/08/2011

Volvemos después de una breve pausa estival con dos discos que publicó Walhalla Records antes de que llegara el calor sofocante. El sello independiente belga, especialista en rescatar grupos de los entresijos del underground, sigue en sus trece y nos deleita esta vez con dos piezas bien dispares: una de la banda new wave Secret Life y otra de uno de los artistas de minimal synth más peculiares que hemos podido conocer divagando por este mundo, Somnambulist.

Secret Live nació en Amberes en 1981 y tuvo una buena acogida en la escena alternativa belga a raíz de varias actuaciones en salas como Plaza, Paradox y Tom Tom. Desgraciadamente la cosa no duró mucho porque en 1988 la cantante Liz Verheycken se fue a Estados Unidos y la banda se disolvió.

Tal y como indica el título de este Lp, Nineteen eighty four es un disco compuesto de temas que se realizaron en 1984, época más creativa y prolifera del grupo. Influenciados claramente por Siouxie And The Banshees, The Cure y X-Mal Deutschland, Secret Life ha permanecido en el anomimato injustamente. Pero ahora, en 2011, y gracias a Walhalla Records, podemos disfrutar de un disco donde el bajo, la guitarra y la batería convergen para crear una musica que no necesita ningún elemento más. Bueno sí, la voz de Liz que, sin duda, evoca a la incombustible Nina hagen.

Somnambulist y M. Bryo son productos de una misma persona, Mark Burghgraeve. Mark, que tocó en bandas consagradas dentro de la música electrónica oscura como son Klinik y Absolute Body Control, es un músico solemne que utiliza los sintetizadores como pocos lo hacen. Withered Land fue originalmente lanzado por Central Tapes y pertenece a una grabación en directo que se realizó en la sala Paradox el 31 de octubre 1983.

Lieven De Ridder, responsable del sello, nos dio el pasado sábado una mala noticia: la tienda de discos que tiene en Amberes cierra esta semana. Así que si estás por ahí estos días, te recomendamos que te pases por su tienda situada en la calle Haarstraat 23, cerca de la bellísima catedral que tiene esta ciudad de flandes. Pero no todo iba a ser negativo, también nos comentó que el sello continuará ofreciendo aquellas rarezas desconocidas y pronto la tercera parte de Underground Belgian Wave verá la luz. Comentar que hemos podido escuchar alguno de los cortes que estarán incluidos en esta nueva entrega y son simplemente brutales. Dicho esto, sólo nos queda decir una cosa: ¡Larga vida a Walhalla Records!